“(…) Las Cumbres mundiales sobre el ambiente de los últimos años no respondieron a las expectativas porque, por falta de decisión política, no alcanzaron acuerdos ambientales globales realmente significativos y eficaces”. (LS, 166)

Veinte Cumbres sobre el Clima lleva la ONU desde la Cumbre del Río de 1992, y los avances para frenar el aumento gradual de la temperatura promedio en la Tierra, que amenaza a toda la vida en el planeta, han sido pocos. Ahora, algo de avances hubo, porque en los primeros años había muchos países que negaron la misma existencia del Cambio Climático. Recién se descubrió que Exxon Mobile, gran petrolero estadounidense, ya sabía cuáles iban a ser las consecuencias de la quema de su producto en los años ochenta, pero decidió negarlas para salvaguardar sus ganancias. Muchos gobiernos eligieron demasiado tiempo creer en sus empresas.

En 1997 se logró llegar al acuerdo de Kioto, en que los países desarrollados comprometieron bajar sus emisiones de CO2. Lo lograron externalizando mucha industria contaminante a China y otros países. En 2009 fracasó la conferencia en Copenhague. Ahora, en 2015, ya casi nadie niega que el clima “se volvió loco”, y los gobiernos están con la intención de llegar a un acuerdo vinculante para los 195 países de la Conferencia de las Partes (COP) en noviembre en Paris. Sin embargo, ha habido tan poco progreso en las sesiones preparatorias, que ya decidieron que Paris va a ser un punto de inicio, no un fin.

¿Qué hace que no se alcanzan acuerdos significativos y eficaces entre los gobiernos del mundo en este tema, que pareciera ser de interés de todos?

Primero, hay una fuerte pugna entre países que quieren borrar la distinción entre países desarrollados y menos desarrollados y los que enfatizan mantener “responsabilidades comunes pero diferenciadas”, como Chile. No es de sorprender que los más “desarrollados” pidan iguales obligaciones para todos. John Kerry dijo en la COP20 en Lima: “No tenemos tiempo de hablar de responsabilidades. Es responsabilidad de todos, porque el carbono no conoce fronteras”. Los países menos desarrollados no aceptan este discurso de una igualdad que para ellos nunca ha existido.

Segundo, los países desarrollados prefieren concentrarse en medidas de reducción (mitigación) de emisiones, por ser las más fáciles de medir y comparar, mientras los países en desarrollo reclaman incorporar al mismo nivel planes de adaptación, transferencia tecnológica y una hoja de ruta para el financiamiento de estos procesos. Los países más pobres son los más afectados por el cambio climático, y necesitan financiamiento para adaptación antes de poder decidir con cuánta mitigación se pueden comprometer.

Tercero, existe una visión muy común entre los políticos que el cambio climático puede ser frenado por el mismo sistema económico que lo creó. Muchos, entre ellos los representantes del gobierno de Chile, visualizan un cambio donde el mercado de las energías renovables vence al mercado de los fósiles, como el teléfono móvil ha ganado al teléfono tradicional. Es una apuesta a un futuro con un capitalismo sustentable y verde, pero sin cambiar mecanismos de mercado.

En los movimientos sociales, que siempre se juntan en cumbres paralelos a las COP oficiales, ya desde hace tiempo se sabe que el cambio climático no sólo se trata de CO2, sino de un paradigma económico que se basa en el lucro de una minoría, que a su vez crea desigualdad y miseria para la gran mayoría. “Cambiemos el sistema, no el clima”, fue el lema de la Cumbre de los Pueblos en Lima 2014. Este movimiento creciente quiere que la política se ponga al servicio de un sistema económico que deja de adorar al Dios Mercado, y vuelve su asombro al planeta mismo con su esplendor de vida gratuita. Parece que ahora la única expectativa real que se puede tener de cambio viene de ahí: de gente como tú y yo que se organicen y deciden cuidar y defender a nuestra casa común.

¡ Difunde y comparte esta información !

#AlabadoSeasChile

Twitter: @ceccchile

Facebook: https://www.facebook.com/ceccchile

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s