“La sociedad civil (…) debe obligar a los gobiernos a desarrollar normativas, procedimientos y controles más rigorosos (LS, 179)”

alabado seas 24-11

En una semana más los líderes del mundo se reúnen en la Conferencia n° 21 sobre el Clima de las Naciones Unidas (COP21) en París, con el propósito de llegar a un acuerdo global para frenar el cambio climático. Según un documento reciente de CAN-LA (La Red de Acción Climática Latino América) “la COP 21 en París tiene que ser la coyuntura en la que todos los gobiernos estén de acuerdo en que el ritmo de la transformación tiene que ser mucho más rápido; que ésta tiene que ser justa e incluir las necesidades de los más vulnerables en su núcleo”.

Sigue leyendo

Anuncios

Dado que los efectos del cambio climático se harán sentir durante mucho tiempo, (…) algunos países con escasos recursos necesitarán ayuda para adaptarse a efectos que ya se están produciendo. (LS 170) 

alabado seas 17-11

En los últimos meses, los efectos concretos del cambio climático se han hecho evidentes tanto en el país como fuera de éste. Hay bastante certeza de que las lluvias y aluviones del norte, la sequía, las tormentas en el centro del país y otras extremas variaciones en el clima pueden explicarse en buena medida por este fenómeno. Estos hechos no debieran sorprendernos. De acuerdo con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), Chile es un país altamente vulnerable, ya que cumple con 7 de las 9 características que lo calificarían en esta situación. Estas son: poseer zonas costeras bajas; zonas áridas y semiáridas; áreas susceptibles a la deforestación o erosión, a los desastres naturales, a la sequía y la desertificación; áreas urbanas altamente contaminadas; y ecosistemas frágiles (2ª Comunicación Nacional de Cambio Climático, 2011).

El calentamiento del planeta está sucediendo ahora, al igual que sus consecuencias, por lo que es urgente contar con estrategias de adaptación, especialmente para un país como Chile, que ya soporta los efectos en forma desproporcionada, y pone en riesgo el acceso al agua, su seguridad alimentaria, ecológica y económica, además de los efectos sociales sinérgicos que estos cambios pueden producir.

Sigue leyendo

Se requiere de la política una mayor atención para prevenir y resolver las causas que puedan originar nuevos conflictos. Pero el poder conectado con las finanzas es el que más se resiste (…) ¿Para qué se quiere preservar hoy un poder que será recordado por su incapacidad de intervenir cuando era urgente y necesario hacerlo? (LS, 57)

Chile es un país unitario, de tradición centralista, cuya centralidad nos posiciona dentro de los países más centralizados de la OCDE y el más centralizado de Sudamérica. Esta estructura del Estado se ha perpetuado de la mano de una elite política, que se ha negado de forma sistemática a generar procesos que devengan en la distribución de poder que permitan superar la alta concentración de riqueza y desigual distribución del ingreso existente en el país (Santiago concentra el 40% de la población y el 50% del PIB). A su vez, en el último período se han sucedido diversos escándalos de corrupción, que han entregado pruebas tangibles de la ligazón entre la élite política y los grandes grupos empresariales. Sigue leyendo

 “(…) Recent World Summits on the environment have not lived up to expectations because, due to lack of political will, they were unable to reach truly meaningful and effective global agreements on the environment.” (LS, 166)

praised be 03-11.jpg

The United Nations has organized twenty Climate Summits since the Rio Summit of 1992, and the progress made since then to halt the gradual increase in the average temperature of the earth, which threatens all life on the planet, has been minimal.  Now, there has been some progress, because in the early years there were many countries that denied the existence of climate change.  Recently it was discovered that Exxon Mobil, a major US oil company, knew what the consequences would be of burning its product back in the eighties, but instead decided to ignore them to safeguard their profits. Many governments chose to believe in their business for too long.

Sigue leyendo

“(…) Las Cumbres mundiales sobre el ambiente de los últimos años no respondieron a las expectativas porque, por falta de decisión política, no alcanzaron acuerdos ambientales globales realmente significativos y eficaces”. (LS, 166)

Veinte Cumbres sobre el Clima lleva la ONU desde la Cumbre del Río de 1992, y los avances para frenar el aumento gradual de la temperatura promedio en la Tierra, que amenaza a toda la vida en el planeta, han sido pocos. Ahora, algo de avances hubo, porque en los primeros años había muchos países que negaron la misma existencia del Cambio Climático. Recién se descubrió que Exxon Mobile, gran petrolero estadounidense, ya sabía cuáles iban a ser las consecuencias de la quema de su producto en los años ochenta, pero decidió negarlas para salvaguardar sus ganancias. Muchos gobiernos eligieron demasiado tiempo creer en sus empresas. Sigue leyendo

 “The ecological conversion needed to bring about a lasting change is also a community conversion.” (LS, 219)

praised be 31-10

In midst of the environmental crisis that overwhelms us is seems incredible, absolutely illogical, to see the apathy that intoxicates the majority of Chileans.  Only in the last five years have we experienced the effects of climate change, from extreme drought to floods and landslides in the regions of Atacama and Coquimbo or alterations in the seasons of summer and winter, just to name a few examples. Today, the call to move from concern to decision, from passivity to action, has taken shape in the so-called “urbi et orbi” to an “ecological conversion”, which takes form mainly in being green activists. However, conversion goes even deeper than that.  It’s about recognizing that we reside on this wonderful blue planet we call Earth.  We are part of the prefecture of the earth, that is, part of a place in this world from which we derive our planetary, global identity, whether we like it or not. We must wake up from our slumber and experience a transformation, a change, a shift in our habits and practices. This is the first step in ecological conversion: to realize that we are also the Environment; she is our environment, we are her environment, her ethics construction.

Sigue leyendo