“Es trágico el aumento de migrantes huyendo de la miseria empeorada por la degradación ambiental, que no son reconocidos como refugiados en las convenciones internacionales y llevan el peso de sus vidas abandonadas sin protección normativa alguna” (LS, 25)

alabado seas 14-09

La migración ha estado siempre presente en la historia de la humanidad. Sin embargo, en las últimas décadas la movilidad humana ha aumentado de modo vertiginoso, y no solo aquella voluntaria en busca de nuevos horizontes laborales u oportunidades académicas, sino también –y principalmente– una de carácter forzado originado por catástrofes naturales que cada vez con mayor frecuencia e intensidad devastan amplias zonas geográficas, o debido a la degradación ambiental producto de los graves efectos de la sequía y del cambio climático, lo que ha dado origen a una nueva categoría de migrantes: los desplazados ambientales.

Ya en 1990 el Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas advirtió que el principal problema del siglo XXI sería la migración forzada de personas producto del calentamiento global, constituyéndose en “una amenaza masiva para el desarrollo humano”[1], la seguridad alimentaria y el acceso al agua de vastos sectores a causa de la desertificación. De acuerdo al World Water Assement Program (WWAP) casi la tercera parte de la población del mundo vive en zonas donde a cada persona le corresponde menos de 1,000 m3 por año. Y para el 2025 el IPCC estimó que entre 2.9 a 3.3 mil millones de personas sufrirán severa escasez de agua, cifras que para el 2050 se elevarán de 3.4 a 5.6 millones, es decir, casi el doble de personas afectadas en solo 25 años[2].

En Chile, la escasez o ausencia de este vital elemento ya ha originado amplia migración forzada en la zona norte del país, y esta se extiende rápidamente a los valles interiores de las regiones III y IV, afectando las formas tradicionales de agricultura. En la zona sur, en tanto, la expansión del modelo forestal de monocultivos de pino radiata y eucaliptus ha desecado zonas donde el recurso hídrico era abundante, provocando en todos los casos desplazamiento humano hacia las grandes ciudades, con grave precarización de su calidad de vida y expuestos a altos grados de discriminación. La misma que enfrentan grupos inmigrantes y refugiados, no obstante ser la migración un derecho humano.

Hoy nueve de cada diez desastres naturales se encuentran relacionados con el clima, y según la Cruz Roja Internacional su impacto en la población es cinco veces mayor al número de afectados por conflictos armados en el mundo. Por otra parte, distintas estimaciones coinciden en cifrar en 50 millones las personas que se desplazan debido a efectos directos del cambio climático, las que aumentarían entre 150 a 250 millones al 2050 (IPCC, OIM).

Siendo altamente preocupante que pese a la magnitud de estas migraciones forzadas y sus proyecciones, las víctimas de desplazamiento ambiental no cuenten con un instrumento internacional específico que proteja sus derechos humanos y oriente las acciones de los Estados, ya que las normas del derecho internacional humanitario no son aplicables al desplazamiento ambiental como han reconocido la Organización Internacional de Migraciones (OIM) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Hasta ahora el abordaje del cambio climático ha sido de meramente atmosférico. Es momento que los Estados se hagan responsables de mitigar y dar solución a los nocivos impactos en millares de personas que hoy buscan desesperadamente refugio, atravesando fronteras y mares, donde encuentran muchas veces la muerte. ¿Cuánto más se piensa espera?

Más información:

Desplazamiento ambiental, globalización, cambio climático: Una mirada desde los Derechos Humanos y los Pueblos Indígenas

http://www.observatorio.cl/plibro/ficha/12643

[1] PNUD (2008), Informe de Desarrollo Humano 2007-2008. La lucha contra el cambio climático: Solidaridad frente a un mundo dividido. Disponible en: http://hdr.undp.org/sites/default/files/hdr_20072008_summary_spanish.pdf

[2] IPCC (2014). Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Colaboración: Paulina Acevedo Menanteau. Periodista y Comunicadora en Derechos Humanos, Observatorio Ciudadano.

Mail: pacevedo@observatorio.cl

¡ Difunde y comparte esta información !

#AlabadoSeasChile

Twitter: @ceccchile

Facebook: https://www.facebook.com/ceccchile

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s