“Vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa, no consiste en algo opcional ni en un aspecto secundario de la experiencia cristiana” (LS, 217)

 alabadoseas 20-08

El Papa nos recuerda que los seres humanos somos llamados; que tenemos una vocación: y esa no es destruir, es de “ser protectores de la obra de Dios…para que nuestro Planeta sea lo que él soñó al crearlo y responde a su proyecto de paz, belleza y plenitud (LS, 53).  El ser humano ha sido creado para amar… y si se siente amado/a por el Dios de la Vida, y deja el miedo, brotan inevitablemente gestos de generosidad, solidaridad y cuidado (LS, 58). Si vivimos nuestra vocación, podemos mirar más allá de nuestra propia existencia, y ver a otros y otras, a la Tierra, y a las generaciones que nos siguen –los niños y las niñas que están creciendo.

El Papa hace un agradecido y alentador reconocimiento a quienes colaboran para construir la Casa común: “Deseo reconocer, alentar y dar gracias a todos los que, en los más variados sectores de la actividad humana, están trabajando para garantizar la protección de la casa que compartimos. Merecen una gratitud especial quienes luchan con vigor para resolver las consecuencias dramáticas de la degradación ambiental en las vidas de los más pobres del mundo” (LS, 13).

En estas palabras y sentimientos del Papa vemos y sentimos reflejadas muchísimas experiencias chilenas de comunidades de creyentes que se han organizado, motivadas por su fe, para defender con tremenda tenacidad y perseverancia su medio ambiente, sus recursos naturales, sus territorios, amenazados y deteriorados gravemente por la acción de proyectos de empresas forestales, mineras, agroindustriales, hidroeléctricas.

Es el caso, por ejemplo, de la “Pastoral por la salvaguarda de la Creación” en la que unieron sus esfuerzos y luchas comunidades católicas y presbiterianas en defensa del Valle del Huasco contra el proyecto Pascua Lama de la multinacional Barrick Gold. Es el caso, también, de la comunidad cristiana de Aysén que fue descubriendo y comprendiendo a través del tema del agua “cómo se entrelazan profundos motivos e intereses sociales, éticos, políticos, religiosos, culturales, económicos” y de que es “urgente y profético el papel del cristiano en su responsabilidad de ser instrumento de Dios para luchar y construir un mundo en armonía, paz, justicia, solidaridad y equidad”. Así la Comunidad se vinculó decididamente a la “Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida” sintiéndose parte de la problemática medioambiental que preocupa a la Región y participando en las acciones de defensa de la Patagonia sin represas hidroeléctricas.

Cuidar la Tierra es una tarea esencial para una persona cristiana. No es una opción, no es un hobby, no es algo secundario, es su vocación, una convicción profunda de fe que tiene consecuencias en “nuestra forma de pensar, sentir y vivir”, es una “pasión por el cuidado del mundo”.

Por lo tanto, se trata de movilizar y comprometer el pensamiento, los sentimientos, las emociones y ser apasionados cuidadores, apasionadas cuidadoras, protegiendo, respetando, usando y conservando todo lo que la “hermana madre Tierra” nos regala. Esto es “una espiritualidad ecológica”, “una mística que nos anima, unos móviles interiores que impulsan, motivan, alientan y dan sentido a la acción personal y comunitaria” como habitantes y beneficiarios, beneficiarias, de la “Casa común” que es nuestro Planeta Tierra.

¡ Difunde y comparte esta información !

#AlabadoSeasChile

Twitter: @ceccchile

Facebook: https://www.facebook.com/ceccchile

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s